En medio de la polémica por los supuestos conflictos entre Chris Pine y Harry Styles, además de la frustrada relación con el exintegrante de One Drection, Olivia Wilde platicó sobre su participación como directora y protagonista de la cinta Don’t Worry Darling.

Quise ser directora por la esperanza de poder filmar algún día un estilo de cine de suspenso, con imágenes hermosas y el mejor nivel de diversión. Dirigir cine se convirtió en una pasión y uno de mis desafíos, como si fuera mi tercer hijo. Me siento agradecida porque es un privilegio. Siento que con una producción como Don’t Worry Darling hice realidad un sueño”.

Como directora joven, compartió su opinión respecto a hacer películas para la pantalla grande o para el streaming.

Todos los directores filmamos imaginando que la gente vea nuestro arte entre familiares y amigos, como una gran cena familiar. Tiene un gusto diferente, pero lo importante es que el público pueda disfrutar de nuestro trabajo.

Al platicar sobre la historia de Don’t Worry Darling, acepta que ella desea una vida en la que pueda cumplir todos los deseos.

No sólo lo material, sino el amor, amistades reales en las que se puedan confiar. Ése es el mundo que imaginé.

Y la idea es que no existan las preocupaciones. De ahí viene el título Don’t Worry Darling (No te preocupes, querida).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here